En octubre de 1936, en el castillo de las Arguijuelas, a unos 13 km de Cáceres, en la carretera de Mérida, se acorodó establecer un campo de instrucción y entrenamiento de carros de combate, dirigido por oficiales y técnicos alemanes.

Ver noticia original ➥