El fugitivo ofreció en el momento de su detención 500 euros para sobornar a los agentes y que no lo detuvieran. Es un hombre de nacionalidad inglesa que tiene vigente una OEDE (Orden Europea de Detención y Entrega) emitida por Reino Unido por delitos de robo y tenencia ilícita de armas y explosivos, además de los delitos de falsedad documental y cohecho cometidos en el momento de la detención.

Ver noticia original ➥