La entidad frenó la salida de 100.000 clientes de Cataluña con cuentas espejo situadas en el resto de España. La cifra en toda la comunidad podría superar las 300.000.

Ver noticia original ➥