La imagen de brillante gestor del presidente de la Xunta esconde un pésimo balance económico y un mandato plagado de recortes en políticas sociales, corruptelas, enchufismos y casos de clientelismo político. Alberto Núñez Feijóo es el candidato preferido por las bases del PP para suceder a Mariano Rajoy, porque ofrece esa cara amable y joven de gestor modélico que da tan bien en los telediarios estatales y que la mayoría de militantes y simpatizantes consideran fundamental para emprender la renovación del partido.

Ver noticia original ➥