El mal estado de las aceras y calzadas de la capital, con más de 3.000 reclamaciones ciudadanas mensuales, ha llevado al Gobierno municipal (Ahora Madrid) a destinar más de 40 millones de euros en la renovación de unas 320 calles repartidas entre los 21 distritos, varios tramos de la M-30, doce túneles y un paso inferior. La renovación afectará a una superficie total de 2.364.847 metros cuadrados, casi el doble que el año pasado. Se trata de la mayor inversión del Ayuntamiento en la campaña veraniega de asfaltado de la historia de Madrid.

Ver noticia original ➥