Los insectos se pueden comercializar libremente en la UE desde principios de año. La cadena gala de distribución se ha sumado a la venta de este alimento: gusanos y grillos deshidratados que, en comparación con su precio por kilo, pueden costar más que las angulas.

Ver noticia original ➥