En una junta realizada el jueves, a los analistas de política en la principal institución de salud pública en Estados Unidos se les presentó un menú de siete palabras prohibidas. En la lista se encuentran las palabras y conceptos: "diversidad", "feto", "transgénero", "vulnerable", "autorización", "con base en la ciencia" y "con base en la evidencia". La reacción en la reunión fue de "incredulidad", dijo al diario un analista de los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades). "Fue como: ‘¿en serio?, ¿están bromeando?’".

Ver noticia original ➥