Científicos del Instituto de Arqueología de la Academia Rusa de Ciencias excavaron los entierros del siglo V a. C. en la Península de Taman y descubrieron un casco de bronce griego de tipo corintio, como el que usaban los soldados en tiempos de la Grecia clásica, en el que los escultores retrataban a Pericles y a la diosa Atenea. Este es el primer hallazgo de este tipo en la costa norte del Mar Negro.

Ver noticia original ➥