La huelga indefinida que los funcionarios del sector judicial gallego iniciaron el pasado 7 de febrero alcanza este lunes los tres meses, lo que la sitúa como un paro "histórico" en la comunidad en lo que respecta a su duración. Los sindicatos confían que una nueva negociación con la Xunta permita cerrar "de una vez por todas y cuanto antes" el conflicto

Ver noticia original ➥