Las diferencias entre ambos casos son importantes. En primer lugar por su ámbito territorial. Mientras que la trama de los ERE se circunscribió estrictamente a las ocho provincias andaluzas, la de Gürtel afectó directamente al corazón del PP y llegó a tocar hasta el primer y segundo escalón de la organización. Tanto el presidente, Mariano Rajoy, como varios secretarios generales y otros dirigentes llegaron supuestamente a cobrar sobresueldos opacos a Hacienda y pagados con la caja B del partido, cargada de donaciones finalistas a cambio de…

Ver noticia original ➥