Preguntarse si la policía tiene derecho a forzar a tu hijo a masturbarse delante de ellos para autoincriminarse es algo que a pocos padres se les ocurriría. Sin embargo a esta situación se enfrentaron los padres de Trey Sims, de 17 años, cuando la policía obtuvo una orden para tomar fotos de sus genitales, incluyendo una erección, al investigarle por tener sexting (consentido) con su novia de 15 años.

Ver noticia original ➥