La renta mínima garantizada en Castilla-La Mancha superará, por ley, los 600 euros mensuales. Así lo recoge el borrador del anteproyecto de Ley de Garantía de Ingresos y Garantías Ciudadanas, que establece este derecho subjetivo que en su primer año de aplicación prevé llegar al 90 por ciento de nivel de cobertura de los hogares de la región con menores a su cargo y que tengan ingresos bajos.

Ver noticia original ➥