El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha recalcado este martes que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) no habla de torturas en la sentencia en la que condena a España a indemnizar con 50.000 euros a los etarras que atentaron contra la T4 por trato degradante policial. Además, ha subrayado que la indemnización que reciban habrá que descontarla de lo que deben estos mismos presos por sus delitos.

Ver noticia original ➥