China de manera paciente ha estado implementando sistemáticamente todo lo que necesita para lanzar al Yuan no solo como una moneda rival al dólar estadounidense en las transacciones comerciales y en la liquidación de contratos petroleros, sino también como un competidor del billete verde como moneda de reserva mundial.

Ver noticia original ➥