Un preeminente físico del siglo veinte y un ganador del premio Nobel: Richard Feynman fue sin duda eso. Pero también mucho más. Con ocasión del centenario de su nacimiento, celebrado este 11 de mayo, una mirada a su legado científico y cultural permite recordar su inquieta multidimensionalidad. Sus libros populares obligaron al lector a dejar atrás la idea preconcebida del científico como rata de biblioteca encerrada en su laboratorio para reemplazarla por una imagen más moderna, la de un salvaje inconformista.

Ver noticia original ➥