Cada vez son más las personas que deciden abandonar la carrera investigadora debido a las dificultades e incertidumbres que han de afrontar, y a lo extraordinariamente exigente que resulta el sistema científico. Juan Ignacio Pérez reflexiona sobre esta ‘epidemia’ de abandonos en ciencia.

Ver noticia original ➥