Científicos han detectado qué grupo de neuronas son las responsables de la adicción a la nicotina lo que abre la posibilidad de nuevos tratamientos. Estas neuronas se localizan en la habénula medial (en torno a la glándula pineal) y en el núcleo interpeduncular (IPN). Contienen receptores para la nicotina. La habénula envía señales al IPN para reducir la satisfacción que provoca fumar pero cuando el consumo de nicotina es crónico, estos receptores se desensibilizan y el cerebro es incapaz de controlar el consumo. Bloqueando estos receptores…

Ver noticia original ➥