El hallazgo indica que se están produciendo cambios a gran escala a lo largo de la costa, porque la fuente del radio es la tierra y las plataformas continentales poco profundas que rodean el océano. Estos cambios costeros, a su vez, también podrían estar entregando más nutrientes, carbono y otros productos químicos en el Océano Ártico y llevar a impactos dramáticos en las redes alimentarias del Ártico y las poblaciones de animales.

Ver noticia original ➥