Científicos suizos han perfeccionado una técnica para leer documentos antiguos y frágiles sin abrirlos. El trabajo, en la Ecole Polytechnique Federale de Lausanne (EPFL), utiliza la tomografía de rayos X para escanear un libro completo, página por página, sin siquiera tocarlo.

Ver noticia original ➥