El alcalde se unió a la protesta: "los residentes de Afula no quieren una ciudad mixta, sino una ciudad judía, y es su derecho. Esto no es racismo". Los manifestantes enlarbolaron banderas israelíes y gritaron consignas contra la venta de una casa en el barrio Yizrael de la ciudad. El presidente de la Lista Árabe Conjunta, Ayman Odeh, escribió en respuesta a la protesta: "No es sorprendente que en un país que ha fundado 700 ciudades para judíos y ni siquiera una para árabes, la idea de que los árabes se dejen de lado no sorprenda

Ver noticia original ➥