Cristina Cifuentes siempre tuvo un ‘plan b’ en la recámara. La presidenta de la Comunidad de Madrid, desde antes del escándalo del ‘caso máster’, ya preveía el fin de sus días en política

Ver noticia original ➥