La Consejería de Educación adjudicó la limpieza de colegios e institutos a tres empresas haciendo decenas de contratos menores al mes, no sujetos a concurso, que suman casi cuatro millones y medio de euros. Ocurrió entre octubre de 2016 y mayo de 2017, después de que la justicia anulara el concurso porque el presupuesto era insuficiente para cubrir costes. Educación asegura que, pese a tramitarse como contratos sin fiscalización, hubo llamadas a seis empresas y dieron el servicio a las ofertas "más ventajosas".

Ver noticia original ➥