El CIS vuelve a dar al Partido Popular como vencedor. Sin apenas margen en porcentaje. En el IBEX están por el cambio, más aún cuando el cambio que esperan y desean no cuestiona la hegemonía de la derecha. Al contrario, más bien la afianza durante la próxima legislatura (¿y después?). En conclusión, que a Rajoy no le tiembla el pulso porque no tiene, pero las riendas se le aflojan y las caballerías se le desmandan. Sin embargo, Rivera está muy lejos de convertirse en algo parecido a un estadista.

Ver noticia original ➥