La agrupación naranja funciona como una caja patrocinada por el Ibex con un dispositivo de efecto retardado que deja escapar un veneno denominado “opinión pública” o “intención de voto” y que provoca un efecto de superposición de estados. Así,gracias a los destellos y fogonazos de la política cuántica,Albert Rivera se ha declarado implacable con la corrupción y al mismo tiempo ha sostenido a todos los corruptos habidos y por haber hasta que la podredumbre institucional ha cedido el paso a la ley de la gravedad.Hablaba de reformar la asimetría..

Ver noticia original ➥