Con un modo de juego muy definido, los videojuegos Beat ’em up se caracterizan por una trama bastante sencilla por lo general, en la que el protagonista (o protagonistas) deben combatir cuerpo a cuerpo contra un gran número de oponentes, normalmente en peleas callejeras. Conocidos originalmente como Brawler, y traducido el género al español con nombres tan pintorescos como "videojuegos de palizas" o "yo contra todo el barrio", se produjo a finales de los 80 y principios de los 90, cuando se lanzarían los clásicos que arrasarían en los salones.

Ver noticia original ➥