El fallo del Alto Tribunal valida la instrucción judicial de Garzón, las escuchas del exconcejal del PP que destaparon la trama corrupta y descarta las dilaciones. Tumba de un plumazo todos los argumentos de los acusados que podrían haber anulado el proceso judicial que arrancó en el año 2008 y que tiene otras nueve piezas separadas.

Ver noticia original ➥