Público accede en exclusiva a una de las facturas que la compañía eléctrica Iberdrola pagó al comisario José Manuel Villarejo Pérez hasta octubre de 2004, por cuantiosos importes que ascendían hasta los 116.000 euros como en este caso. Los servicios prestados eran incompatibles con la actividad que desempeñaba dentro de la Policía Nacional y, aunque él alega en su defensa que fue autorizado por los ministros de Interior y directores del CNI de toda la democracia, en estos momentos está en prisión acusado de organización criminal, cohecho…

Ver noticia original ➥