Emilio cogió un Cabify en Madrid el 23 de diciembre para ir a su casa. Cinco días después le llegó una factura de 3.500 € por viajar al golfo de Guinea

Ver noticia original ➥