Pues parece que al final no fue el LIDAR ni ningún otro componente del coche autónomo del Uber. La culpa de que el coche hubiese atropellado y matado a Elaine Herzberg, de 49 años de edad, habría sido un fallo en la programación y configuración del software del vehículo autónomo.

Ver noticia original ➥