Amazon tiene un objetivo desde hace años: acabar con las empresas de reparto. A cambio, quieren controlar el sector por ellos mismos. No solo quieren controlar los medios de reparto mediante empleo (precario, pues incluso los repartidores deben estar dados de alta como autónomos y cobran muy poco), sino que además pretenden sustituir estos recursos humanos por robots, posteriormente (por eso principalmente quieren controlar el reparto).

Ver noticia original ➥