Ansel Adams es uno de los mejores fotógrafos del siglo XX, y el también fotógrafo Elliot McGucken puede haber descubierto una de las razónes de ello. Mientras observaba parte del trabajo público de Adams, McGucken percibió la presencia de la proporción áurea en sus composiciones. Este principio de lo estéticamente agradable, utilizado por arquitectos como Le Corbusier y presente en la naturaleza, ayuda a crear una armonía visualmente atractiva.

Ver noticia original ➥