“Aprender el idioma es solo el primer paso. Conseguir un bronceado y saber distinguir las ‘tapas’ de los ‘pintxos’ son el segundo y tercer paso, pero todavía te queda un largo camino antes de que puedas pasar a ser algo más que un guiri. Aunque hay algunos atajos”.

Ver noticia original ➥