Los servicios en la nube hace tiempo que se han vuelto algo habitual entre los usuarios domésticos gracias, en parte, al éxito de las aplicaciones de Google y servicios como Dropbox. Sin embargo, la sombra de la inseguridad siempre rodea a estos servicios y hace que muchos usuarios, por miedo a no compartir sus datos, no los utilizan. Gracias a Ubuntu y a un software llamado Nextcloud podemos tener una nube privada, tan eficiente como la nube de Google o Dropbox pero en donde todos los datos nos pertenecen y tener a nadie “vigilándonos”.

Ver noticia original ➥