Un tribunal marroquí ha condenado a penas de hasta diez años de cárcel a tres jóvenes por tratar de violar a una menor de 16 años y grabar y difundir las imágenes de la agresión, una pena sin precedentes en Marruecos para una violación no consumada. "Es la primera vez que sucede algo así, ya que este tipo de agresiones siempre recibían condenas menores". La pena más dura ha sido para el autor de la agresión, de 21 años, mientras que su compañero fue condenado a ocho años por grabar la escena con su teléfono y difundir las imágenes.

Ver noticia original ➥