La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas ha condenado a 20 años de cárcel a un hombre de 51 años por los delitos de homicidio en grado de tentativa y agresión sexual en grado de tentativa al intentar violar y matar en 2016 a la hija de 12 años de su pareja en Carrizal (Gran Canaria). Aprovechando que ambos se encontraban solos, la golpeó con un jarrón en la cabeza y después la agarró por el cuello con la intención de asfixiarla, sin llegar a conseguirlo. Continuó con la agresión propinándole golpes hasta que la niña . . .

Ver noticia original ➥