Desde hace tiempo un asunto lleno de contradicciones y puntos oscuros tiene como protagonistas, en la Facultad de Geológicas de la Universidad de Oviedo, a cinco profesores expedientados, un candidato que se siente maltratado, al padre de éste último (un profesor jubilado) y al rector, que está siendo criticado por amparar un proceso que pone en cuestión la independencia de las comisiones de selección de plazas en la Universidad.

Ver noticia original ➥