Las invasivas prácticas de la NSA, Agencia de Seguridad Nacional estadounidense, que denució Edward Snowden, han sido ampliadas. El artículo explica cómo estas autorizaciones del Congreso se extienden para que la agencia pueda operar fuera del territorio estadounidense, y sin necesidad de autorización judicial previa. Podrá además interceptar comunicaciones de ciudadanos en las páginas webs, y con sus proveedores de internet, almacenándolos en bases de datos propias para futuro uso.

Ver noticia original ➥