A pesar de la evidencia científica sobre el daño que provocan, el Congreso está a punto de permitir que las especies invasoras favoritas de los pescadores y cazadores sigan poblando ríos y montes para poder convertirlos en trofeos cinegéticos. Es el trámite final para modificar la ley de biodiversidad y dejar sin efecto la sentencia del Supremo que prohibió la caza y pesca deportivas de las invasoras. A los votos del PP para sacar adelante la propusta se han unido los de Ciudadanos, PNV y PdCat.

Ver noticia original ➥