Investigadores de la Universidad Técnica de Viena traducen a código informático las trescientas neuronas de un nematodo y replican un gusano virtual con las mismas habilidades que el original. Con entrenamiento, el gusano digital es capaz de equilibrar un palo sobre su lomo y responder a estímulos como un gusano normal. (Enlace noticia en español en primer comentario)

Ver noticia original ➥