Tras años de pelotazos urbanísticos, mordidas, concursos amañados, contrataciones a dedo y privatización masiva de servicios públicos, la localidad de Valdemoro (casi 75.000 habitantes) empieza a deshacer poco a poco la trama Púnica. Al frente de la operación de limpieza, el cuatripartito que gobierna esta ciudad de la comarca de La Sagra desde hace cuatro meses, cuando PSOE, Ganemos Valdemoro, IUCM y Proyecto TUD, -que hasta no hace tanto lideraba una prima de Francisco Granados-, desbancaron a Ciudadanos del equipo de Gobierno.

Ver noticia original ➥