Gran parte de la población del planeta vive cerca de mar y de sus costas, desde pequeñas localidades litorales hasta grandes ciudades costeras con sus zonas portuarias. Aunque no solemos detenernos a pensarlo, la economía del planeta se mueve y depende en un porcentaje importante de mares y océanos. En la Unión Europea lo han denominado “Crecimiento Azul”, y destacan cinco sectores económicos con un gran potencial de desarrollo futuro: energías renovables, biotecnología, turismo marino y costero, acuicultura y recursos minerales.

Ver noticia original ➥