La economía mundial acelerará su expansión en 2018 hasta el 3,1%, después de que 2017 cerrara mejor de lo previsto con un crecimiento del 3% gracias a la recuperación de la inversión, las manufacturas y el comercio, mientras las economías en desarrollo exportadoras de materias primas se han beneficiado del alza en los precios, según destaca en su último informe el Banco Mundial.

Ver noticia original ➥