¿Por qué crees que el tiempo pasa más rápido a medida que envejeces? Todo se debe a una curiosa ley matemática pronunciada por Ernest Weber en 1834 cuyos efectos son más que sorprendentes

Ver noticia original ➥