Es uno de los trabajos mejor remunerados de la historia; miles de personas han codiciado y codician la vida de los que lo ejercen; es muy probable que, en verdad, el número de horas de trabajo que les exige su puesto sea muy bajo; y entre sus funciones está ostentar y aparentar opulencia. Pese a todo, puede que desde nuestros prejuicios hayamos sobreestimado las ventajas de ser rey.

Ver noticia original ➥