La crisis abierta por la sentencia de La Manada entre el Ministerio de Justicia y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tendrá repercusiones a medio plazo. El enfrentamiento supone el portazo definitivo a las ya escasas posibilidades de renovación de Carlos Lesmes como presidente del órgano de gobierno de los jueces.

Ver noticia original ➥