En 2014, cuando nadie hablaba en Europa de crisis migratoria, llegaron al bloque a través del Mediterráneo 229.012 personas, el equivalente al 0,04% de la población de la UE. El bloque vivió en 2015 una crisis migratoria, agravada por su caótica gestión. La ruta desde Oriente Medio (desde Siria e Irak principalmente), sumada a las llegadas desde Libia hacia Italia, trajo a Europa a poco más de un millón de personas. En 2016 llegaron 374.314 personas y en 2017 fueron 184.843. En lo que va de año, 50.430 personas han cruzado el Mediterráneo.

Ver noticia original ➥