La apertura de la embajada estadounidense en Jerusalén se ha saldado este lunes, digan lo que digan los mensajes de felicitación que se han intercambiado Donald Trump y Benjamin Netanyahu, con un baño de sangre. Àngels Barceló lo tiene claro, como ha hecho notar en un mensaje en Twitter.

Ver noticia original ➥