Algunas de las recientes adiciones al estándar web Cascading Style Sheets (CSS) son tan poderosas que un investigador de seguridad ha abusado de ellas para desanonimizar a los visitantes de un sitio de demostración y revelar sus nombres de usuario de Facebook, avatares, y si les gustaba una página web de Facebook en particular. La información filtrada a través de este ataque podría ayudar a algunos anunciantes a vincular direcciones IP o perfiles publicitarios con personas de la vida real, lo que supone una grave amenaza para la privacidad.

Ver noticia original ➥