Si Facebook es el dueño de la plataforma y te ha dado todo ese volumen de negocio prácticamente gratis, podrá quitártelo en cualquier momento y de forma totalmente lícita. Y si gran parte de tu negocio depende de la red social, en cuanto esta modifica sus algoritmos (que los modifica) o cambia sus condiciones (que las cambia), tu negocio se puede ir literalmente al garete. Estos son algunos ejemplos de sectores que se han ido forrando durante con Facebook… y ahora luchan por evitar la quiebra.

Ver noticia original ➥