Las yemas de huevo no afectan a tu colesterol, el microondas no destruye las vitaminas de la comida, el azúcar de la fruta es igual de mala que la refinada, y las proteínas no van a estropear tus riñones. Dile a tu cuñado que se actualice.

Ver noticia original ➥